Era post Covid-19: ¿se puede grabar la junta de propietarios?

Era post Covid-19: ¿se puede grabar la junta de propietarios?

¿Existe una base legal que permita grabar la reunión de la junta de propietarios de una comunidad? Esa es la primera pregunta que nos hacemos desde Vecinos Felices. El primer motivo por el que los propietarios quieren hacerlo es para verificar que lo que se indica en las actas es un fiel reflejo de lo hablado en la Junta.

Para conocer la legalidad de la grabación, tenemos que tener en cuenta lo que indica el artículo 147 de la Ley de Enjuiciamiento Civil sobre “Documentación de las actuaciones mediante sistemas de grabación y reproducción de las imágenes y el sonido”.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te contamos cuán legal es grabar la junta de los propietarios de una comunidad de vecinos y si realmente se trata de una acción de utilidad para los propietarios.

Acuerdo previo y mayoría

Para grabar la junta de propietarios de una comunidad hay un factor que es primordial: se debe dejar constancia en un acuerdo previo para aceptarlo y tiene que haber una mayoría a favor.

Desde Vecinos Felices siempre recomendamos que la solicitud se realice en el primer punto del orden del día donde se vaya a celebrar la Junta con grabación para que se apruebe en la Junta. En este sentido, la ley indica: “Para la validez de los demás acuerdos bastará el voto de la mayoría del total de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. En segunda convocatoria, serán válidos los acuerdos adoptados por la mayoría de los asistentes, siempre que estén presentes, a su vez, más de la mitad del valor de las cuotas de los presentes”.

Por otro lado, independientemente de las grabaciones, “el Acta deberá cerrarse con las firmas del Presidente y del Secretario al terminar la reunión dentro de los diez días naturales siguientes”.

La importancia del uso de la tecnología

Sin duda la tecnología se ha convertido en una gran aliada de las comunidades de vecinos, sobre todo en los últimos meses donde las reuniones presenciales se han interrumpido. De este modo, creemos que se vuelve cuasi imprescindible grabar las juntas, porque el administrador de fincas podría conseguir una prueba añadida a su propia dación de fe con la grabación del desarrollo de la Junta por este sistema.

Con ello lograríamos evitar posibles dudas acerca de cualquier cuestión que se plantee sobre lo que se habló y aprobó en la junta, siempre que existiera un acuerdo de la junta que lo reflejara, e incluso que se incluyera como primer punto del orden del día en la primera junta en la que se quiere utilizar el sistema de grabación por sonido e imagen.

Vecinos Felices avala la filmación siempre y cuando el propietario en cuestión o el grupo, avisen previamente que desean hacerlo. De esta forma, no solo se respeta la ley de documentación, sino que se respeta la imagen de cada uno de los propietarios, que tienen el poder de decidir si quieren ser grabados o no.