Medidas para prevenir el Covid-19 en las comunidades

Medidas para prevenir el Covid-19 en las comunidades

Desde que se decretó el Estado de Alarma, el pasado 14 de marzo, las comunidades de vecinos han tenido que adaptarse a las medidas impuestas por el Gobierno, que incluyen salir poco de casa, clausurar espacios comunes y adoptar cuidados de limpieza extrema.

Si bien los espacios comunes han dejado de utilizarse, la interacción entre los vecinos fue creciendo día a día, potenciando la solidaridad, cooperación y compañerismo entre los habitantes de las comunidades, generando un sentido de pertenencia nunca antes visto.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te contamos cuáles son las medidas recomendadas para prevenir el avance del Covid-19 en las comunidades, para transitar la “nueva normalidad” sin mayores problemas.

Medidas para el exterior e interior de las comunidades

Con el progresivo avance de la desescalada y la cercanía del fin del Estado de Alarma, lo que más preocupa ahora es cómo se utilizarán los espacios comunes y piscinas comunitarias de las vecindades.

Sobre las medidas impuestas dentro de las comunidades, destacamos:

  • Tener suma precaución al salir de casa. Será necesario lavarse las manos antes y después de hacerlo, e intentar limpiar calzado y ropa una vez dentro de casa.
  • Mantener una distancia de al menos dos metros entre las personas que se encuentren en las áreas comunes.
  • Extremar la limpieza diaria propia y del exterior de las viviendas.
  • Utilizar el ascensor de forma individual y con la protección de manos necesaria.
  • Evitar hacer pedidos que impliquen envíos domiciliarios dando acceso a personas ajenas a la comunidad.
  • Ayudar a los vecinos mayores o personas más vulnerables a realizar compras, y evitar que estén expuestos a posibles contagios.
  • Seguir las recomendaciones expuestas en el tablón de anuncios de la comunidad.

 

En el caso específico de la reapertura de piscinas, aprobada con el paso de las comunidades a la Fase 2, destacamos:

  • Hacer limpieza y desinfección de todas las instalaciones, con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios y baños.
  • Realizar los controles habituales de agua que contemplan la depuración física y química necesaria para obtener una calidad del agua de los vasos adecuada, conforme a los anexos I y II del Real Decreto 742/2013.
  • Respetar el aforo del 30% en todas las piscinas y las medidas higiénicas instauradas.
  • Cumplir con la distancia de seguridad de al menos dos metros en los alrededores de los sitios comunes.
  • Contar con horarios y turnos de acceso a la piscina comunitaria. Es importante respetar lo establecido por la comunidad de propietarios y no hacer uso de la instalación durante las labores de limpieza y desinfección.
  • Se deberán limpiar y desinfectar los equipos y materiales (vaso, corcheras, rejilla perimetral, botiquín y cualquier otro que esté en contacto con los usuarios).
  • Se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

 

De cualquier manera, lo más importante es preservar a cada una de las personas que vive en una comunidad de vecinos y ser solidarios con el resto de personas de nuestra comunidad. Nos encontramos en un momento en el que además de trabajar comprometidos con la causa, la solidaridad se necesita en todos los ámbitos sociales. La lucha contra la pandemia comenzó en casa y seguirá fuera, pero deberá encontrarnos a todos los ciudadanos unidos para salir adelante.