¿Qué incidencias o desperfectos cubre el seguro de la comunidad en un edificio?

¿Qué incidencias o desperfectos cubre el seguro de la comunidad en un edificio?

En una comunidad de vecinos es natural que puedan surgir situaciones comprometidas, como consecuencia de hechos que terminan con la rotura de algún elemento o con un siniestro en el lugar. Para evitar que esto termine en un problema, las comunidades suelen tener contratado un seguro de comunidad con la cobertura que los vecinos crean oportuna.

El seguro de comunidad, entonces, es la póliza que asegura el edificio en su totalidad, siempre dependiendo de las cláusulas o de las coberturas, desde la estructura o fachada hasta elementos eléctricos o bienes materiales. Cualquier imprevisto que ocurra en el edificio de propietarios o vecinos podrá ser cubierto por el Seguro de Comunidad contratado, aunque no es obligatorio contratarlo.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te contamos cuáles son las coberturas de seguro habituales en las comunidades de vecinos, y qué incidencias y desperfectos cubren.

Coberturas esenciales recomendadas

Existen dos seguros que suelen contratarse en la mayoría de los casos en las comunidades: el seguro multirriesgo y el seguro de riesgo sobre elementos comunitarios. El primer caso, se caracteriza por la existencia de una sola póliza -unidad contractual-, donde se combina una pluralidad de seguros frente a riesgos diversos. En el segundo caso, el principio de restitución para el asegurado (se le reintegra en la misma posición que tenía antes del siniestro), con la interdicción expresa de que el acaecimiento del siniestro no conlleve que el asegurado mejore en su posicionamiento patrimonial; el seguro no puede suponer un enriquecimiento para el asegurado (1 50/ 1980 art.26).

La rotura de la caldera, goteras en la terraza o los daños en el ascensor pueden provocar que una comunidad que no cuenta con seguro, o se encuentra infrasegurada, tenga que hacer frente a un pago cuantioso para poder arreglar los desperfectos.

Es por ello que desde Vecinos Felices recomendamos siempre que la contratación tenga, al menos, ciertas coberturas esenciales. De esta forma, el vecindario podrá contar con la protección ideal para solventar aquellas situaciones que aparezcan en el edificio y que requieran un servicio urgente. Las coberturas esenciales incluyen:

– Incendios

– Robo y desperfectos

– Responsabilidad civil

– Inundaciones

– Daños eléctricos

– Roturas y desperfectos por lluvias, vientos y pedriscos

– Defensa jurídica y asistencia

Más allá de las recomendaciones, cada edificio tendrá sus propias necesidades y cada póliza deberá ajustarse de acuerdo a las mismas. Esto también influirá en el coste final del seguro a contratar.

Nuestra función como administradores de fincas es acompañar a las comunidades de vecinos y asesorarlas en todo lo que esté a nuestro alcance. Desde Vecinos Felices podemos gestionar el seguro correcto para tu Comunidad directamente con la Aseguradora Mutua de Propietarios y ayudarte a que todo sea mucho más fácil y rápido.