¿Sufres molestias por los ruidos de los vecinos? Descubre qué hacer

¿Sufres molestias por los ruidos de los vecinos? Descubre qué hacer

El respeto es una de las normas básicas de convivencia, sobre todo cuando vives en una comunidad de vecinos. En este sentido, la molestia ante los ruidos de la comunidad ha sido un problema en aumento desde el confinamiento por la pandemia y hasta el día de hoy ya que pasamos más tiempo en casa.

Si eres un vecino afectado por ruidos molestos, siempre que lo creas necesario, puedes pensar en accionar judicialmente, teniendo en cuenta que, el principal problema de todo este tipo de acciones es el de tener una prueba, ya que lo más difícil es acreditar la existencia de dichas molestias.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te mostramos qué puedes hacer si sufres molestias por los ruidos de los vecinos dentro de la comunidad.

¿Qué dice la ley?

Sin perjuicio de la denuncia oportuna, la Ley de Propiedad Horizontal, establece un procedimiento para estos supuestos: “Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

Artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal:

  • El presidente de la comunidad, a iniciativa propia o de cualquiera de los propietarios u ocupantes, requerirá a quien realice las actividades prohibidas por este apartado la inmediata cesación de estas, bajo apercibimiento de iniciar las acciones judiciales procedentes.
  • Si el infractor persistiere en su conducta el Presidente, previa autorización de la Junta de propietarios, debidamente convocada al efecto, podrá entablar contra él acción de cesación que, en lo no previsto expresamente por este artículo, se sustanciará a través del juicio ordinario.
  • Presentada la demanda, acompañada de la acreditación del requerimiento fehaciente al infractor y de la certificación del acuerdo adoptado por la Junta de propietarios, el juez podrá acordar con carácter cautelar la cesación inmediata de la actividad prohibida, bajo apercibimiento de incurrir en delito de desobediencia. La demanda tendrá que dirigirse contra el propietario y, en su caso, contra el ocupante de la vivienda o local.

Desde Vecinos Felices siempre recomendamos que, en una primera instancia, lo mejor es dirigirse directamente y a título personal hacia el vecino que esté causando molestias, fuera de la legalidad.

En el caso de no poder resolver el conflicto de manera civilizada y ordenada, sugerimos poner en conocimiento del Presidente de la Junta y el Administrador, y solo si este no lleva a cabo el requerimiento que exige el citado art. 7.2 LPH, será cuando pueda actuar por su cuenta y de forma directa, aunque lo deberá hacer en su propio interés, debiendo acreditar en la demanda judicial que ha cumplido con este requisito previo y, por supuesto, habiendo notificado al infractor.