Limpieza de las zonas comunes: ¿quién es el responsable?

Limpieza de las zonas comunes: ¿quién es el responsable?

En los edificios de apartamentos encontramos áreas comunes (escaleras, pasillos, portales…) que deben estar cuidadas y en buen estado. Al tratarse de una comunidad, hay normas que deben establecerse previamente para el bien común, como quién es el responsable de limpiar las zonas públicas de la finca.

En algunos casos, el conserje se hace cargo de esta labor, así como de realizar algunas tareas de mantenimiento. Sin embargo, esto no sucede en todas las comunidades. Generalmente, los vecinos llegan a un acuerdo en el que se reparten las tareas de limpieza.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te contamos sobre quién recae esta responsabilidad y te damos los mejores consejos para la organización de la limpieza en tu comunidad de vecinos.

¿Quién se encarga de la limpieza en una comunidad de vecinos?

Generalmente, las tareas de limpieza se realizan mediante un sistema rotativo en el que cada propietario se hace cargo por un tiempo determinado. Si el propietario no se encuentra en la finca, el inquilino debe asumir la tarea, siempre y cuando esté estipulado en el contrato de arrendamiento.

En algunos casos, también se aconseja contratar personal externo, tanto para la limpieza como el mantenimiento del edificio. De esta forma, estas tareas quedan en manos de personas especializadas, evitando así cualquier problema entre vecinos.

3 consejos para una gestión eficaz

Los servicios de limpieza y las tareas de mantenimiento son fundamentales para la conservación de la finca. Para mantener el orden del vecindario, es importante cumplir con ciertas reglas.

Colocar botes de basura: en las áreas públicas, es necesario contar con cestos para tirar los residuos. Además, se recomienda pactar horarios para retirar la basura y de esta manera, evitar que se acumulen bacterias y olores desagradables.

Ser responsables de las mascotas: aquellos vecinos con animales domésticos deben tener cuidado de que no dañen los espacios comunes.

Mantener las zonas del estacionamiento limpias: en la zona donde aparcamos los coches suele haber manchas de aceite, por lo que es importante realizar una limpieza periódica del área de parking.

Existen numerosas maneras de organizar estas tareas, pero lo importante es que la operativa se acuerde y consensue en una Junta y que los propietarios sean conocedores de todas sus responsabilidades. Desde Vecinos Felices os acompañamos para determinar quién realizará las actividades de limpieza de vuestra comunidad y os ayudamos a gestionar el presupuesto que se dispone en caso de contratar un servicio externo.