¿Cuál es la importancia de contar con un buen administrador de fincas?

¿Cuál es la importancia de contar con un buen administrador de fincas?

La administración de fincas es uno de los servicios más reclamados, ya que la gestión de propiedades engloba todas las actividades que el administrador ha de llevar a cabo para mantener la propiedad en buen estado. Para ello, debe entender sobre la gestión jurídica y legal, económica y técnica. Por tanto, contar con un profesional experto es de vital importancia para el buen curso de la comunidad.

El rol de los administradores de fincas es cualificado y conlleva una responsabilidad que abarca desde la resolución de conflictos al mantenimiento del edificio, llevar las cuentas y controlar presupuestos, ejecutar acuerdos adoptados en junta de propietarios, hasta las medidas de seguridad y metodologías para operar en el marco de un confinamiento con roturas o desperfectos técnicos.

Hoy, en el blog de Vecinos Felices, te contamos por qué es importante contar con un buen administrador de fincas y en qué nos puede ayudar si vivimos en una comunidad de vecinos.

DISPUESTOS A AYUDAR

Los administradores de fincas tienen dos características bien marcadas: poseen conocimiento de varios oficios, desde arreglos de edificios hasta toda la legislación y  jurisprudencia en relación a las comunidades de propietarios y están listos para reinventarse cuando la situación lo disponga, dispuestos a ayudar en todo momento a los vecinos, como fue el caso del avance de la COVID-19 a nivel mundial.

La realidad es que contar con un administrador de fincas garantiza el buen funcionamiento de las comunidades de vecinos.  Una de las mayores ventajas es que el administrador de fincas está en constante formación y se interioriza en la legislación vigente que, en los tiempos que corren, ha ido cambiando casi diariamente. De esta forma puede brindar soporte jurídico cada vez que un vecino – o la comunidad completa – lo necesite.

Además, es importante llevar la gestión administrativa y económica de forma correcta y es otra de las funciones de los administradores de fincas. Ellos se encargan de estar al día con las cuentas, controlar los pagos, cobros y optimizar presupuestos.

Al fin y al cabo, lo que siempre se busca es que las comunidades funcionen correctamente y en armonía. En Vecinos Felices tenemos la responsabilidad de resolver todos los conflictos internos que puedan surgir, desde procurar el cumplimento de los acuerdos adoptados en junta o las normas comunitarias, como la morosidad y hasta cualquier arreglo inmediato. Nos capacitamos para gestionar conflictos, mediar entre los vecinos y resolver cualquier tipo de problema que pueda surgir en los inmuebles.